Saltar al contenido
Creperas Online

Crepera Eléctrica

¿Siempre has sido una persona muy indecisa a la hora de tomar decisiones? No te preocupes, porque para eso estamos nosotros. Seguramente has llegado aquí por la duda de si deberías comprar una crepera eléctrica… ¿o quizás te vendría mejor utilizar una que fuera de gas? Sea cuál sea el caso… ¡con una crepera eléctrica seguro que cubres tus necesidades!

Una crepera eléctrica… ¿es mejor que una a gas?

Con los productos de cocina ya se sabe que siempre hay una eterna batalla sobre qué tipo de modelo es mejor. Para algunos, son mejores las de gas, pero hay quienes prefieren la eléctrica, tanto para su uso personal como para negocios.

Te lo vamos a dejar claro: todo dependerá de tus necesidades. Si necesitas hacer crepes rápido, y te gusta controlar bien la temperatura para que se haga bien y esponjosa, entonces claramente un modelo de crepera eléctrica es justo lo que necesitas para tu cocina.

Eligiendo una crepera eléctrica, ¿qué mirar?

Ha llegado el momento de ponerse manos a la obra para elegir la crepera eléctrica perfecta para ti. Pero, antes que nada, vas a tener que conocer un poco las características de este producto para no equivocarte al comprarla, ¿no te parece?

Fundición

Antes que nada, debes conocer los tipos de fundición que tienes las crepes. Por un lado, está el sistema de fundición de placa, que es el que se utiliza en las crepes tradicional. Estas requieren de un tratamiento especial para poder funcionar, como el uso de determinados aceites para que no se pegue o queme la crepe. Este tipo de placas se usan para un uso intenso, dígase, para puestos callejeros.

Por otro lado, están los modelos esmaltados. Estas no requieren de tanto aceite, ya que bastará con una única capa. Es mejor para cuando quieres ahorrar en aceite. Sin embargo, la crepe sale un poco más seca que con el otro modelo.

Gama

Para comprar una crepera hay que tener muy claro el tipo de gama que se desea. Pero aquí no estamos hablando únicamente de fijarse en si la marca es buena o no.

Las creperas se dividen en dos tipos de gama: la estándar y la de lujo. La estándar, que son un poco más baratas, son las que se usan de manera ocasional, y están más destinadas para su uso en casa.

Las de lujo, por otro lado, tienen más funciones, y están diseñadas para ser usadas en negocios profesionales, ya que han sido fabricadas para poder soportar una mayor presión a la hora de cocinar crepes. Eso sí, aparte de ser algo más caras que el otro modelo también requieren de más mantenimiento.

Accesorios

No estaría de más mirar si la crepera que vas a comprar tiene algunos accesorios. A fin de cuentas, ya que vas a invertir que menos que traiga algunos regalos, ¿no te parece?

Piensa que para hacer la crepe vas a utilizar una espátula para darle la vuelta, además de diversos tipos de aceites para cocinar. Echa un vistazo a ver si te la trae como regalo, o si dispone de algún filtro, rastrillo o espacio para la masa, para no tener que comprarlo por separado.

Tamaño

Siempre es bueno tener claro el uso que le vas a dar a la crepe. Si es únicamente para ti, entonces te bastará con una crepera pequeña, que no tenga un diámetro mayor de 30 cm. Ahora, si va a ser para dos o más personas, entonces sí que vas a necesitar una de más de 30 cm.

Antiadherente

Tal y como sucede con las sartenes, no te hará nada de gracia que tu crepe se quede pegada a la crepera, ¿verdad? Por más que la untes con aceite, si no dispone de una superficie antiadherente, entonces se pegará y tu crepe se echará a perder.

Ventajas de las creperas eléctricas

Hemos llegado a un punto que te va a interesar bastante, y es conocer las ventajas de comprar una crepera eléctrica, especialmente si la comparamos con un modelo de gas.

Mejor regulación de temperatura

Es cierto que el modelo eléctrico tarda un poco más en calentarse que la crepera a gas. Sin embargo, estos modelos cuentan con sistema de regulación de temperatura, el cuál es más exacto que el modelo de gas.

Precio más económico

Dado que este modelo basta con conectarlo a la corriente, aunque haya modelos que puedan costar algo más que uno de gas, al final sale más barato, ya que prescindes del uso de bombonas.

Más variedad de diseños

Al ser un modelo eléctrico, existen más modelos en el mercado que los que se lanzan de gas. Tanto para profesionales como para novatos que únicamente la quieren para su casa y hacerse una crepe de vez en cuando.

Compra con nosotros tu nueva crepera eléctrica

¿Ya se te ha pasado por la mente la idea de hacerte con una crepera eléctrica? ¡Estupendo! Porque nosotros queremos ser quienes te la vendamos. De hecho, ya hemos preparado todo un catálogo repleto de diferentes tipos de creperas eléctricas. ¡Escoge la que más te guste, porque todas tienen un precio muy bajo!